martes, 24 de febrero de 2009



Soy lo que ves,
no vayas más allá
de pensamientos inseguros
de ojos sin fondo
de sueños incumplidos.
Soy lo que ves
ahora
de cabeza a corazón a pies
y no me avergüenzo
nunca
de lo que pienso
siempre
hago cosas sin pensar
en el luego
por eso:
ven.
Soy lo que ves
solo.
Lo demás
ya lo pensaré mañana.

3 comentarios:

Leinad Zivro dijo...

No está mal ser lo que se ve. Pero yo creo que mola más tener partes oscuras que se vayan descubriendo. Y yo sé que también las tienes, digas lo que digas...

¿Ves? No se me escapa ni uno. ;-)

MayFloR dijo...

no te imaginas la rabia que me da perdérmelo...

yo quieroooo!!joo!!!

en fin...llevo tres días comentando tus post y tu queridisimo blogspot no me deja...preguntale que si le he hecho algo malo ensueños o algo porque no entiendo nada!
a ver si hoy se porta bien, si consigues leer esto es que hoy le he piyado con un buen dia..( a ver sihay suerte...)

bueno guapo
nos vemos luego in the buko?
unmua!




(no no ha habido suerte) tu blog esta loco y no me deja escribir!aggg!!pero que se que yo tmp me pierdo ni uno!


y claro que tengo partes oscuras...pero prefiero no descubrirlas de momento..que las vayan descubriendo losdemás...y se asusten!jajaja

muuaa

isabel dijo...

eres lo que ves y lo que guardas detrás de tus silencios, risitas
donde estás? que estoy en casa y no te veo? tas escondío?

ya lo pensaré mañana es una frase que les gusta mucho a tus otras dos hermanas que no son yo. bueno, a mi también, pero creo que no tanto.

tq

Seguidores

Mayte Barrera

Mi foto

RETRATO DE PUNTILLAS

Soy una cometa en el aire que nunca llega a rozar el suelo.
Vivo del aire de cada suspiro.
Tengo las palmas de las manos
repletas de ilusiones que se me van cayendo
cuando consigo hacerlas realidad.
Sonrío si me dicen que me quieren
y no puedo evitar reírme antes de que me hagan cosquillas.
Mi punto débil son mis ojos
(son unos maleducados y no consigo que paren de hablar).
Camino sin la seguridad de una meta
y mi equilibrio es el desequilibrio de mis playeras.
Las líneas rectas las hicieron para saltarlas de lado a lado
y las circunferencias son para bailarlas con la cintura.
Me gusta mucho el rojo,
pero deshojé tantas margaritas que ahora sólo me quedan collares amarillos
y los pétalos de rosa se me escapan entre los dedos.
Algo fundamental en mi vida cotidiana son las risas de después de cenar
(para terminar bien el día más que nada).
No me considero una mala persona por no ayudar a las abuelitas a cruzar la calle
pero tampoco una buena por muchos motivos que prefiero no señalar
sólo sé que no me sale actuar con maldad, y recuerdo que Cruella de Ville me caía muy mal.
Por cierto, si quieres hacerme feliz, sólo tienes que invitarme a desayunar.