viernes, 21 de diciembre de 2007


Contoneo mis manos
para oír el sonido que producen al chocar con las teclas.
Siempre me ha gustado pulsar mis dedos sobre el teclado
solo por el placer de oírlo.

Lo mismo me pasa con tu voz.

Me pasaría horas mirando como llueve
sabiendo que no voy a encontrar nada más alucinante
que el sonido de sus gotas
al chocar contra el suelo.

Lo mismo me pasa con tus ojos.

Porque pasaría mi vida entera
buscando tus lunares
en el rincón más escondido de tu piel

sintiendo tus labios en los míos
dibujando besos y sonrisas
y fingiendo algún que otro mordisco.

Toda mi vida estaría
abrazada a la fantasía
de sentirme refugiada en tus brazos

mientras apoyo mi oído en tu pecho
y tu corazón me vibra y el mío te acelera.

3 comentarios:

isabel dijo...

uy uy uy
que me suena a que se está usté enamorandoooo....

jeje
feliz navidá para tí también guapíiiiisima!

a ver si nos vemos
aunque sea un día!


miiiiiles de besos pásalo bien y sobre todo sé muy feliz, vale?

mua!

Hidden Woes dijo...

Al final he caído en la cuenta del fotolog... A ver lo que me dura esta vez!

www.fotolog.com/woodyadicto

Espero que me hagas alguna visita eh!jajaja

Un besito!

Juanx dijo...

yeahhh

Lo que escribes es perfecto Maite, vas ganando mucha creatividad cn ello, sabes que yo no controlo mucho de poesía, me cuesta mucho escribir las canciones del grupo y todo eso xd, pero siempre puedes contar conmigo para comentar tus poesías antes de subirlas al Blog.

Feliz año nuevo y todo eso, que espero que seas muy feliz y todo te ilumine...

bsazos!

Seguidores

Mayte Barrera

Mi foto

RETRATO DE PUNTILLAS

Soy una cometa en el aire que nunca llega a rozar el suelo.
Vivo del aire de cada suspiro.
Tengo las palmas de las manos
repletas de ilusiones que se me van cayendo
cuando consigo hacerlas realidad.
Sonrío si me dicen que me quieren
y no puedo evitar reírme antes de que me hagan cosquillas.
Mi punto débil son mis ojos
(son unos maleducados y no consigo que paren de hablar).
Camino sin la seguridad de una meta
y mi equilibrio es el desequilibrio de mis playeras.
Las líneas rectas las hicieron para saltarlas de lado a lado
y las circunferencias son para bailarlas con la cintura.
Me gusta mucho el rojo,
pero deshojé tantas margaritas que ahora sólo me quedan collares amarillos
y los pétalos de rosa se me escapan entre los dedos.
Algo fundamental en mi vida cotidiana son las risas de después de cenar
(para terminar bien el día más que nada).
No me considero una mala persona por no ayudar a las abuelitas a cruzar la calle
pero tampoco una buena por muchos motivos que prefiero no señalar
sólo sé que no me sale actuar con maldad, y recuerdo que Cruella de Ville me caía muy mal.
Por cierto, si quieres hacerme feliz, sólo tienes que invitarme a desayunar.