miércoles, 25 de noviembre de 2009

domingo, 15 de noviembre de 2009

.



Ahora solo quiero churros para desayunar
tres polvos antes de acostarme
una mano en un pecho mientras duermo
y tu pecho pegado a mi espalda.



Ahora solo quiero churros para desayunar
tus bromas de recién levantado
volver a hacerte el amor por la mañana
notar tu sonrisa reflejada en mis ojos
y esa caricia que llega siempre cuando hace falta.



Ahora solo quiero churros para desayunar
un beso silencioso de buenos días
- cinco minutitos más, no dejes de abrazarme.
(Mira que te dije que no me maleducaras tan pronto).
- ¿Bajas a por churros? Yo te espero aquí oliendo tu cama.




.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Feliz Cumpleaños SARA!



Ella se pinta los labios
siempre de color rojo
para que nunca se borren sus besos.
El resto de carmín que deja en otras pieles
es un tatuaje de henna que sólo dura un par de lavados.
Te besa y comienza a andar
pies pequeños pero firmes
de los que siempre dejan huella
aunque no haya barro.
Sus uñas bañadas en color
decoran el final de sus pequeños dedos
enfundados en unas sandalias de cuero
ya desgastadas de tantas pisadas
por las aceras del mundo
que a veces éste se le queda pequeño.
También recuerdo su flequillo recortado a su manera
y aquellos vaqueros desgastados
pero muy suyos
y esas manos de las que nunca se caen los añillos
conocedoras de otras manos que no pierde ocasión de agarrar.
Y una risa contagiosa que exhala de su sonrisa
Y es incapaz de contener.
Y así con sus labios rojos, sus diminutos pies,
su pelo que decora esa cabeza loca (porque no podía ser de otra manera)
sus descosidos pantalones
y sus manos suaves que todo lo tocan
a veces temblorosas y otras indomables
sigue su camino,
sonriente
del que sólo se detiene
para observar
para bailar
o para pegar un salto.

martes, 10 de noviembre de 2009

Seguidores

Mayte Barrera

Mi foto

RETRATO DE PUNTILLAS

Soy una cometa en el aire que nunca llega a rozar el suelo.
Vivo del aire de cada suspiro.
Tengo las palmas de las manos
repletas de ilusiones que se me van cayendo
cuando consigo hacerlas realidad.
Sonrío si me dicen que me quieren
y no puedo evitar reírme antes de que me hagan cosquillas.
Mi punto débil son mis ojos
(son unos maleducados y no consigo que paren de hablar).
Camino sin la seguridad de una meta
y mi equilibrio es el desequilibrio de mis playeras.
Las líneas rectas las hicieron para saltarlas de lado a lado
y las circunferencias son para bailarlas con la cintura.
Me gusta mucho el rojo,
pero deshojé tantas margaritas que ahora sólo me quedan collares amarillos
y los pétalos de rosa se me escapan entre los dedos.
Algo fundamental en mi vida cotidiana son las risas de después de cenar
(para terminar bien el día más que nada).
No me considero una mala persona por no ayudar a las abuelitas a cruzar la calle
pero tampoco una buena por muchos motivos que prefiero no señalar
sólo sé que no me sale actuar con maldad, y recuerdo que Cruella de Ville me caía muy mal.
Por cierto, si quieres hacerme feliz, sólo tienes que invitarme a desayunar.